Accesibilidad electoral

¿Qué es la Accesibilidad Electoral?

Son las acciones, normativas y procedimientos que se implementan con la finalidad de promover y garantizar el pleno e integral acceso de la población a los múltiples aspectos que constituyen el proceso político y electoral, detectando y resolviendo las barreras existentes, ya sean éstas físicas, comunicacionales o socioculturales.
La identificación y eliminación de las barreras que limitan las posibilidades de participación promueven la INCLUSIÓN.

Accesibilidad e Inclusión Electoral

Con la ley 26.571, de Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral, del año 2009, se ha dado un paso importante en materia de accesibilidad electoral, consagrando y efectivizando medidas primordiales consideradas por la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Por un lado, se eliminaron situaciones discriminatorias en relación con la exclusión para el ejercicio del voto y por el otro se dispone que los órganos involucrados en la administración y organización electoral - así como también las agrupaciones políticas - implementen medidas que garanticen la accesibilidad y la inclusión.
Las medidas no sólo están referidas a cuestiones operativas y a la mecánica en los comicios. El avance se verifica en la exigencia de accesibilidad en todos los componentes del proceso electoral: facilitación en la información, en el conocimiento de propuestas, en la incorporación a la vida política y a una ciudadanía plena.
Estas medidas constituyen un avance sin precedentes para garantizar que todos los electores tengan iguales oportunidades y condiciones para ejercer efectivamente el derecho al voto.
Sin embargo, la reforma no se detuvo aquí, sino que se profundizó con la sanción de la Ley N° 26.774 del 2012 de Ciudadanía Argentina, art. 94, que incorpora la figura del Voto Asistido.
Entre las medidas de accesibilidad previstas por la normativa para el ejercicio de los derechos políticos de este colectivo, se pueden mencionar:

  • La inclusión al cuerpo electoral de aquellas personas que, sin tener declaración judicial de insanía, se encuentren recluidas en establecimientos públicos.
  • La incorporación al cuerpo electoral de los sordomudos que no sepan hacerse entender por escrito.
  • La implementación, por parte de los órganos involucrados en la administración y organización electoral, de políticas de acción positiva en materia de accesibilidad electoral, confidencialidad e intimidad, debiendo adecuar para ello procedimientos, instalaciones y materiales electorales.
  • La subtitulación de los mensajes publicitarios que las agrupaciones políticas transmiten en los espacios televisivos, asignados con fines electorales por la Dirección Nacional Electoral.
  • El elector con discapacidad visual o alguna limitación permanente o transitoria que dificulte la emisión del voto, podrá solicitar ser asistido por una persona de su confianza o por el presidente de mesa.
  • ¿Quiénes son destinatarios de estas medidas?

    Los destinatarios incluyen tanto a las personas con discapacidad - motriz, sensorial, mental o visceral - como a aquellas que presenten limitaciones que interfieran en su desplazamiento, visión, orientación y comunicación. Estas limitaciones pueden ser de características permanentes o temporales, visibles o invisibles.
    Se incluye de este modo - entre otros - a los adultos mayores, las mujeres embarazadas, las personas que sufren lesiones temporales en miembros superiores o inferiores y las personas con diversas "discapacidades invisibles" (cardiopatías, pacientes dializados u oncológicos, enfermedades psiquiátricas no incapacitantes, entre otros).
    Es Decir:

  • Personas con discapacidad motriz y/o con limitaciones en su movilidad.
  • Personas ciegas y/o con disminución en su capacidad visual.
  • Personas con discapacidad intelectual y/o mental (no alcanzadas por las exclusiones legales).
  • Personas sordas y/o con disminución en su capacidad auditiva.
  • ¿Cómo se garantiza la Accesibilidad Electoral?

    Desde el año 2006, el Ministerio del Interior fue elaborando progresivamente varias medidas y recomendaciones sobre accesibilidad e inclusión en el proceso electoral. A partir de la especificidad de lo reglado en las nuevas normas electorales, las mismas adquieren una obligatoriedad y una dimensión inclusiva y transformadora en esta materia.
    Las acciones no se limitan al día de la votación, sino a todo el proceso que culmina en esa jornada.

    Fuente: Dirección Nacional Electoral

    Medidas dispuestas por el Gobierno Nacional

    El Gobierno Nacional ha elaborado e implementado un conjunto de medidas y recomendaciones sobre accesibilidad e inclusión en el proceso electoral, en el marco de la normativa vigente. Estos aspectos contemplan a las personas con y sin discapacidad, y no se limitan al día de la votación, sino que se transversalizan en todo el proceso.

  • La publicidad electoral que se difundirá en los espacios cedidos por el Gobierno Nacional a las agrupaciones políticas contará con subtitulado visible u oculto y con la mención en audio y en imagen del nombre de la agrupación política, número de lista y nombre del primer candidato.
  • Desde la Dirección Nacional Electoral se implementarán diversas modalidades de capacitación para autoridades electorales, fuerzas de seguridad y delegados judiciales, contemplando temáticas como trato y apoyos para las personas con discapacidad.
  • Se promoverá la selección preferentemente de establecimientos electorales accesibles, es decir, aquellos que, entre otras características, no posean desniveles u obstáculos que dificulten el ingreso y la circulación, dispongan de puertas amplias para el ingreso de personas usuarias de sillas de ruedas, ascensores y una señalización adecuada. Además, se recomienda respetar el espacio reservado para el estacionamiento de los vehículos utilizados por personas con discapacidad.
  • Cada establecimiento deberá disponer de un Cuarto Oscuro Accesible (COA), que será de fácil acceso, estará ubicado en planta baja, cercano a la puerta de ingreso y correctamente señalizado.
  • El COA puede ser utilizado por los electores que correspondan a esa mesa y además, por los votantes con discapacidad visual o baja visión, personas usuarias de sillas de ruedas, con movilidad reducida o que se desplacen con ayudas técnicas, mujeres embarazadas o adultos mayores que así lo requieran, aún cuando estén registrados en otras mesas del mismo establecimiento.
  • Voto asistido: El elector con discapacidad visual o alguna limitación permanente o transitoria que dificulte la emisión del voto, podrá solicitar ser asistido por una persona de su confianza o por el presidente de mesa. En caso de ser asistido, la autoridad de mesa le pedirá la acreditación al acompañante, dejará asentado sus datos - nombre y documento - en el acta correspondiente.
  • Si un elector con discapacidad se presenta acompañado por un perro guía o de asistencia, las autoridades electorales deberán permitirles el ingreso al establecimiento y al cuarto oscuro.
  • Se promoverá la prioridad en el ejercicio del sufragio de las personas con discapacidad y/o con movilidad y comunicación reducida.
  • En el caso de las personas con discapacidad auditiva, el presidente de mesa deberá establecer contacto visual, hablar claro y modular de manera precisa.
  • En el caso de las personas con discapacidad intelectual, se aconseja utilizar un lenguaje claro, con oraciones cortas.